lunes, 13 de marzo de 2017

La realidad de la despoblación, parcial visión en "Salvados".


Los periódicos de Soria ya se hicieron eco de que Jordi Évole había estado grabando en Utrilla en el mes de diciembre.

Una observación sobre el título de este programa: "Tierra de nadie". Esta es una percepción errónea pero muy común en muchos comentarios y descripciones de la despoblación que hay en internet. El hecho que apenas viva alguien todo el año no significa que la tierra y las casas, aún las edificaciones en ruinas, no tengan dueños. Eso lo saben bien en Hacienda, que por ello cobran más de lo que las propiedades rinden.

 Una vez visto el programa sabemos que tenía dos partes: la primera del pueblo soriano y la segunda parte de un pueblo de Cuenca, Chumillas. Con sus similitudes y sus diferencias.



SIMILITUDES: ambos son pueblos de Castilla, incluidos en la zona que ahora cubre lo que se llama "Serranía Celtibérica"; distantes entre sí por carretera 260 km, a distancia similar desde Madrid  con extensión similar, medios de comunicación parecidos y siendo dos localidades con un descenso de población semejante en los años 60/70.

DIFERENCIAS: Chumillas es un pueblo con alcalde, ahora adscrito al PSOE, y con ayuntamiento propio. Utrilla es ahora una pedanía de Arcos de Jalón, por tanto bajo el mando de alcalde del Partido Popular, no cualquiera pues en la última convocatoria electoral era el candidato más probable de este partido para hacerse cargo de la presidencia de la Diputación soriana.  El peculiar alcalde del pueblo conquense ha sido durante bastante tiempo recorredor de otras partes del mundo, habitando en Moscú antes de volver a su tierra.

En este video y comparando en otras localidades se deduce que la amplitud de miras y la trayectoria de la vida de los alcaldes de nuestros pueblos tiene una gran importancia cuando se comprueba como evoluciona la población y la vida de los pueblos durante su mandato.

La existencia de aerogeneradores en el terreno hace que unos pueblos tengan un respaldo económico para desarrollar actividades. Parece que Utrilla carece de ello.

Las noticias leidas en Utrilla se ve que vienen por vía electrónica, lo cual indica que tienen cierta cobertura de internet, o al menos de móviles. En Chumillas parece que andaban algo "cojos" en esta faceta.

Agua pasada no mueve molino.

En el video es muy importante la presencia de Victoria (Vicky) y Hugo,  quienes están al frente de La Exclusiva, quienes son, junto a los profesionales de la medicina, los mayores conocedores de las personas y la situación de nuestros pueblos. Gracias a ellos el programa ofrece más de lo que se esperaba de él, pues si simplemente se limitara a dar voz a los que viven en estos pueblos, prácticamente solo hablarían de recuerdos.

El presidente de la Diputación no perdería el tiempo si se fuera junto a la camioneta de La Exclusiva a dar una vuelta a la provincia en su recorrido semanal de entrega de víveres.  Si se limita a lo que hacía su predecesor, esto es a ir invitado a comidas el día de la fiesta en que los pueblos están llenos de personas que viven fuera,  poca realidad puede presenciar.


Idéntico tema en la 8 de Soria





No iba a ser menos la televisión de la provincia de Soria, que el lunes 13 incluye en su noticiario otra información, esta vez fijándose en el pueblo de La Riba de Escalote, a 60 km al Oeste de Utrilla: a partir del minuto 8:37.  Baraona está situado entre ambos pueblos citados.

jueves, 9 de marzo de 2017

Más informaciones sobre la despoblación. Febrero 2017

Recojo otra interesante descripción ajena  para divulgarla a quienes se interesen por el tema de la despoblación, sacándola del nicho invisible a los buscadores, lo cual bloquea la difusión que el trabajo merece. Esta vez viene de Asaja-Segovia. El contenido, aunque en algunos puntos discutible, es ampliable a otras zonas de Castilla y de la llamada Serranía Celtibérica. Está a la vista en la página 26 de la publicación "Campo Regional" de febrero 2017.  


Abandono del medio rural, el
gran problema del siglo XXI


Tras el último Consejo del presidente del Gobierno y los presidentes de las comunidades autónomas se produjo el reconocimiento oficial del abandono y despoblamiento del medio rural como un problema fundamental para España en este siglo XXI.
Las diferentes autoridades se comprometieron a crear una Comisión específica para buscar soluciones. Al mismo tiempo, el Gobierno de Castilla y León monta su Comisión particular para avanzar en la misma dirección. 
No deja de ser curioso que se necesitara una reunión del más alto nivel para darse cuenta de esto, un problema con el que las gentes del campo llevamos ya varias décadas dándonos de frente cada día con el abandono, el desierto demográfico,  y que llevamos sufriendo muchos años sus consecuencias. Por eso, no podemos sentirnos contentos con que se nombre una comisión de estudio y un comisionado, que a los administrados nos sigue pareciendo una simple excusa para no hacer nada, cuando en los pueblos se necesitan actuaciones urgentes. ¡Ya! En el campo está muy claro que el abandono, la despoblación, es el principal problema.
Los datos son reveladores: más del sesenta por ciento de los profesionales del campo tienen más de 55 años, y de ellos cerca del 80 por ciento no tienen sucesor para la explotación. Hasta ahora, esa ausencia de gente joven, de sangre nueva, se ha ido supliendo con el aumento de tamaño de las explotaciones, compensándolo con el empleo intensivo de maquinaria, y con el trabajo de los jubilados, que siguen siendo agricultores y ganaderos hasta la tumba.
Pero estos mecanismos de compensación ya están periclitando también, y con el abandono del campo los pueblos se mueren.
Desde ASAJA-Segovia no  pretendemos dar lecciones a toda una comisión de expertos pero consideramos que el trabajo de todas las Administraciones en el medio rural es muy sencillo. Su primera y esencial labor es que los servicios públicos en los pueblos tengan un nivel mínimo asimilable a los estándares europeos, con los que tenemos que competir, algo que en estos momentos en nuestra provincia no sucede.
En primer lugar para que los jóvenes y las familias vuelvan a instalarse en los pueblos es fundamental contar con unos servicios sanitarios adecuados y con unas infraestructuras educativas educativas para los niños y jóvenes accesibles. No estamos pidiendo un hospital ni una escuela en cada pueblo, pero es preciso que los sistemas de transporte sean rápidos, puntuales, seguros y cómodos.
No puede ser que a un paciente de un pueblo de Segovia, a cuarenta kilómetros de Segovia capital y a sesenta kilómetros de Madrid, con posibilidades de transporte público para llegar a ambas ciudades, se le obligue a operarse de cataratas en Salamanca, a más de cuatrocientos kilómetros, y que para llegar allí tenga que tomar un tren y dos autobuses. No se puede admitir que en muchas ocasiones sea más peligroso subirse a una ambulancia que la propia enfermedad.
En segundo lugar, es necesario que las comunicaciones sean rápidas, seguras y asequibles.
Por supuesto, cada pueblo debe tener un acceso por una carretera digna de tal nombre.
Tener que reivindicar esto en pleno siglo XXI es el indicativo más claro de ese abandono en que está sumido. Hablar ya del tren es una verdadera utopía que ni merece nombrarse.
Hoy son fundamentales las telecomunicaciones. Las conexiones de televisión digital, de teléfono móvil, de Internet, las autopistas de datos, inalámbricas.
En principio se podría pensar que son una gran oportunidad para que la modernidad llegue a los caminos más recónditos, donde se radican los pueblos desde hace siglos. Pero una buena parte del medio rural segoviano sigue siendo zona de sombra para todas las redes, las terrestres y las espaciales.
La segunda vía de servicio público es que las Administraciones tengan un trato impositivo digno para los habitantes y los emprendedores del medio rural, que reconozca sus peculiaridades y las especiales dificultades que comparte vivir y trabajar en los pueblos.
Las subvenciones que le llegan a cualquier gran empresa que pretende instalarse en este país son enormes. El suelo gratis, la urbanización de los espacios gratis, exenciones fiscales por contratación, créditos blandos… Sin embargo, a cualquier taller o granja de un pueblo se le grava como si fuera espacio urbano, como generador de plusvalías. Hoy vivir y trabajar en un pueblo debería conllevar beneficios fiscales intrínsecos, como los que se conceden, por ejemplo, a los canarios por la insularidad.
Generar empleo A partir de ahí está claro que el medio rural necesita actividades generadoras de empleo. Esperamos que estas comisiones de expertos no sigan diciendo que existen grandes posibilidades en la artesanía, los productos tradicionales y el turismo rural. Ahora mismo, todo el mundo debe estar ya atascado de productos artesanos y tradicionales, que luego resulta que se hacen en China o cualquier otro país de Oriente. Sólo alguna familia que ha logrado vías de distribución para sus productos puede decir que vive de esa actividad. Al resto sólo le queda acudir a los mercadillos semanales para sobrevivir, y poco más.
Por otro lado, el turismo rural se ha mostrado como un gran fracaso en la generación de puestos de trabajo. Hoy más del 90 por ciento de los pueblos de Segovia tienen su casa o sus casas de turismo rural. Establecimientos que, en la mayor parte de los casos, tienen propietarios relacionados con el pueblo pero que ni viven ni trabajan allí, que cobran su cuota de alquiler y punto.
Además, estas casas se utilizan, sobre todo, como lugar de celebraciones familiares, de reuniones de amigos, despedidas de solteros… Gentes que llegan allí a pasar un fin de semana y hacen las visitas justas a los lugares célebres pero que se llevan de casa todo: la comida, la bebida, los regalos… hasta las cervezas, y ni siquiera dejan el dinero de la caña en el bar. De su paso por el pueblo sólo queda el domingo por la noche un contenedor de basura lleno y las huellas de los neumáticos de los coches que estuvieron aparcados donde pudieron encontrar un hueco.
En los pueblos de Segovia hoy siguen existiendo sólo dos actividades generadoras de empleo: la agricultura y la ganadería y la construcción. A ellas hay que unir el cuidado de las personas mayores. Esas son las únicas potencialidades que existen y que se deben asentar e impulsar para paliar ese abandono al que parecen condenados nuestros pueblos.

**************** Más opiniones fundadas sobre este asunto:

http://www.lacronica.net/vamos-a-pararnos-y-pensar-que-no-es-poco-72892.htm 

Un extracto:
Si al señor panadero de Molina de Aragón que hace un servicio social impagable vendiendo 66 barras de pan en el mejor de los casos, cada dos días, en la ruta de los cubillejos, La Yunta y Campillo y para ello hace ida y vuelta 60 kilómetros en su furgoneta y dedica tres horas largas, el señor ministro de Hacienda le trata igual que a la cadena de franquicias que tiene 227 tiendas en  grandes zonas urbanas de España, pronto las abuelas de esos pueblos se quedarán sin pan del día, o de cada dos días. ¿Es esto una forma de ayudar al medio rural? 
 .


 

lunes, 6 de marzo de 2017

Alcaldes contra la despoblación



ENTREVISTA A CUATRO ALCALDES DE LA PROVINCIA HERMANA DE GUADALAJARA.

Uno de los alcaldes es vecino en la linde provincial entre Guadalajara, Soria, y cerca de Segovia, el de Campisábalos, pueblo de la comarca de Atienza situado a 42 km en línea recta al Oeste de Baraona. Los cuatro alcaldes muestran inteligencia, sensatez y entrega hacia sus pueblos.

Casi una hora de entrevista, que merecerá la pena seguir a todo aquel que conoce pueblos de zonas casi totalmente despobladas, que tenga algún interés en su presente y su inmediato futuro y que quiera oir a personas que saben de lo que hablan, en vez de estar oyendo a "chiquilicuatres" diversos, informaciones tendenciosas y anuncios de las cadenas de televisión.

Poco a poco, este asunto está siendo contemplado por diversos lugares como problema nacional y europeo. Quienes nos movemos en el corazón de esta zona semidesértica lo debemos exponer.

Se tratan temas como la ganadería, las telecomunicaciones, los escombros, el turismo, la desatención oficial, la sanidad, los servicios de médico o escuela, que son en su mayor parte, de interés general.

Mejor véanlo a pantalla completa o aprovechen su smart-tv si la tienen conectada a internet:




Si todavía puedes curiosear un poco más y ventilarte con el aire puro de estos Altos, sigue viendo este otro interesante video:

martes, 3 de enero de 2017

Una capacidad humana: copiar a otros.

Cuando uno se siente "del montón" y te das cuenta que la propia capacidad no llega a igualar a la capacidad de otras personas sobresalientes, lo mejor que puedes hacer es copiar lo que los "genios" dicen o hacen. Algo se pegará.

Hace un mes intenté enterarme qué era eso del "coworking" que venía viendo en las informaciones de "El Hueco" de la ciudad de Soria.

Encontré un libro sobre este tema y su filosofía de funcionamiento, autora Geneviève Morand, editado en Lausana en febrero de 2016. Apunté unas frases sobre las diferentes formas de ver al mundo que nos rodea. Todavía me queda asimilar tanto el concepto del "trabajo colaborativo", llamado "coworking", como las visiones del mundo siguientes y las ideas filosóficas de los pensadores, pero intuyo que la forma de comportamiento de cada uno y de cada grupo tiene mucho que ver con el concepto que se tiene del mundo que nos rodea. Sería como una especie de conducta religiosa, derivada del razonamiento humano y no de dogmas o doctrinas. El "coworking" entraría dentro de la visión fractal:

- Visión mecanista del mundo: comprender el todo a partir de las propiedades de las partes
                                                                                (Descartes, Newton...)

- Visión sistémica del mundo: el todo es más que la suma de las partes.
                                                                                 (Goethe, Kant, Arne Naess...)

- Visión fractal del mundo:  cada parte lleva en sí misma el todo.
                                                                                 (David Bohm, Mandelbrot,...)

Creo que estas visiones se pueden aplicar tanto a individuos como a sociedades enteras.

 Pero es posible incluso que todavía sigamos viviendo con la "Visión aristotélica del Mundo"  que consistiría en cerrar los ojos a los descubimientos y avances de este siglo y los pasados y seguir creyendo que existen solo dos entes: la Tierra y el Cielo, la primera plana donde radica nuestra vida de lucha, de dichas y sinsabores,  sometida a influjos de seres espirituales por arriba y por abajo. En las profundidades habría  fuego y ángeles malos con tenedores pinchando a las almas de los condenados; y arriba una capa semiesférica que nos cubre, de color azul al ser iluminada por la luz solar del día, en la que están impresas estrellitas que se ven de noche, más allá de la cual se encuentra un espacio lleno de angelitos revoloteando, y al cual ascendieron (sin ascensor ni fuerza alguna exterior que los moviera), incluso los cuerpos terrenales de las principales figuras que nuestra religión pretende divinizar.

Dejo aquí estos apuntes sin terminar, tal vez de forma provisional,  para mí mismo y para quienes les intrigue pensar en el significado de estas diferentes visiones.






jueves, 8 de septiembre de 2016

"La gente sigue sin querer vivir en los pueblos"

Acudo a tomar prestadas frases de un artículo que opina sobre el vivir en pequeñas localidades, escrito por Celedonio Sanz y publicado en la revista en pdf "Campo Regional" de Asaja en su número de agosto 2016.

Su lectura es aconsejable para quienes quieran entender la sociedad llamada"rural", aunque no es literalmente aplicable a todos los lugares dado que cada uno tiene sus propias circunstancias y peculiaridades. Omito aquello que es discutible desde mi punto de vista local, pero ahí tienen el enlace para poder leer todo el artículo.

La gente sigue sin querer vivir en los pueblos
(extracto)

 CELEDONIO SANZ GIL
 

Vuelven los niños a ver a sus abuelos, regresan los hijos pródigos para divertirse en  las fiestas, y muy poco, muy poquito más.  Un ligero espejismo que cada vez dura menos y que no esconde los problemas de un medio rural abandonado, por el contrario, en muchas ocasiones provoca  nuevas y mayores dificultades para residentes y visitantes. 

 Para las fiestas sí. En las fiestas los problemas se diluyen en la algarabía y los pueblos siguen siendo el mejor escenario festivo. Pero, ¿qué queda después? ¿Qué queda cuándo el camión de la Diputación y los operarios municipales limpian los residuos y los desperfectos que dejan todos los excesos, los veraneantes acaban su veraneo y los niños inician el curso escolar?

Frío y triste abandono

 
Queda la dura resaca, el frío y triste abandono. Porque, a pesar de todos los avances de la sociedad moderna, de la mejora constante en los medios de transporte y en las tecnologías de la información, que permiten hacer muchas más cosas a distancia; a pesar de que nos siguen vendiendo la bondad de la vida al aire libre, de lo natural, de los espacios verdes…. Lo cierto es que, con raras excepciones, la gente sigue sin querer vivir en los pueblos todo el año, y mucho menos en este desierto demofráfico en que se ha convertido la Castilla interior.

En este siglo XXI por primera vez la población urbana mundial superó a la población rural: se calcula que para el año 2050 cerca del 70 por ciento de la población vivirá en entornos urbanos. En España hoy casi el 75 por ciento de los habitantes viven en ciudades, y de ellos más del 40 por ciento en ciudades de la costa.

La causa de esta preferencia urbanita sigue siendo la existencia de más oportunidades de trabajo en las ciudades y de acceso a mejores servicios públicos. Es posible que no haya una base real para ello, pero la vida en el pueblo se sigue asociando a suciedad e incomodidad.

La vida rural está bien para un rato, para un fin de semana. Es muy bonito hablar de la naturaleza y los animalitos, pero a la mayor parte de nuestra sociedad los animales en libertad les molestan, desde los mosquitos a los ciervos o los jabalís que amenazan por las carreteras.
Rincón aleatorio de un pueblo soriano.

Esta gente moderna soporta cada  día el ruido del tráfico bajo la ventana sin ningún problema, pero no aguanta el trino de los pájaros por la mañana, y los jóvenes de ahora ni siquiera soportan la sensación de sentirse desconectados, de estar fuera de cobertura, de no tener datos.

Gente que huye de la soledad que arrastran los pueblos y persigue esa otra vida que nos venden desde todos los medios de comunicación, vida alrededor de los anuncios de neón y de los centros comerciales fotocopiados que se han instalados al lado de las grandes autovías que deben hacer para comunicarse y se llevan por delante tanto terreno fértil. Centros comerciales en los que sólo cambia el nombre a la entrada, en la desviación de la carretera, porque dentro están las mismas tiendas, las mismas marcas, los mismos restaurantes, las mismas tapas o las mismas salas de cine, y las mismas manadas de gente, envueltas en las mismas ropas, distraídas con los mismos aparatos electrónicos y con las mismas inquietudes en la cabeza .




De visita, vale, pero vivir en un pueblo no les mola .

viernes, 2 de septiembre de 2016

Los nacionalismos en España y en Europa.


La facilidad de comunicarnos y de desplazarnos hace que hoy existan dos entornos donde las personas se mueven: uno de ellos es el espacio en el que hacemos la vida normalmente, y ahí cada uno tiene su percepción, pero como media digamos que son 50 o 100 km a la redonda. Otro es a nivel europeo, u occidental en nuestro caso, donde uno puede ir cuando tiene unos días de vacaciones y el poder económico suficiente.

Eso significa que los espacios intermedios, por ejemplo los antiguos estados o las regiones administrativas han dejado de tener la importancia de antes. De ahí que al ciudadano le resulte odioso que se le pongan barreras donde no las hubiera antes, por ejemplo en la atención sanitaria de diferentes comunidades autónomas, o se establezcan barreras idiomáticas donde no existían, dando preferencia a idiomas locales en lugares donde hay oficialidad y uso general de un idioma común.

Haciendo uso de viejos conceptos, trasladados a normas constitucionales, pequeñas regiones naturales o comunidades muy homogéneas, que pueden coincidir con el espacio donde normalmente hacen la vida sus habitantes, ejemplo País Vasco, Cataluña, Rioja, Canarias, Extremadura... pueden autogobernarse ellas mismas y lo que pase a los demás les interesa bien poco. Los residentes en otras regiones grandes como la actual autonomía de Castilla y León no tienen estos mismos sentimientos localistas porque su "entorno cotidiano" no se ciñe al oficial. Un soriano, por ejemplo, se siente soriano únicamente, porque le es más ajeno el acontecer en León o Palencia, que Barcelona, Madrid o Zaragoza, donde se desplaza habitualmente. Idéntica sensación tiene el ciudadano medio de León o de Guadalajara. Le es extraño pertenecer a otro ámbito de decisión intermedio, y si se es castellano lo es por raza, tradición, cultura o historia, pero no en su realidad concreta, por lo que preferentemente puede sentirse español antes que "castellano-manchego" o "castellano-leonés". 

Cuando los de regiones periféricas, que de siempre han sido "españoles", dicen de alguna manera que ellos no lo son,  entonces  nos desorientamos todos y ninguno sabemos expresar qué somos.

Lo malo de estas tendencias es que politicuchos locales de baja estopa y alta demagogia se dedican a disfrazar su mala praxis echando la culpa de todo lo que causa algún perjuicio a los locales a entes imaginarios de otros lugares, organizando incluso cadenas humanas como las que vimos en Cataluña: solo les faltaba la bola colgando de los pies para parecer un desfile de presos norteamericanos.

Por supuesto, quienes son económicamente más fuertes, por pertenecer a regiones ricas, son quienes más usan de estas artimañas para difundir entre sus súbditos "ovejas" estas consignas de "nos roban" o similares, no exclusivas de Cataluña, sino también de la Liga Norte, de países bálticos, de los separatistas flamencos y de cualquier otro movimiento similar de tipo racista-excluyente.

Quizá la única solución es reforzar Europa, y que desde organismos supranacionales se tomen decisiones fuertes para que el poder local se ciña a lo exclusivamente local, de lo que deben rendir cuentas a sus ciudadanos, y no se permita a estos grupos o grupúsculos tomar decisiones que afectan directa o indirectamente fuera de su ámbito de competencia.

"Derecho a decidir" sí, eso lo debe tener cada persona, pero en tu ambiente, en tu familia, de tu puerta para adentro. Si tu vivienda está dentro de una comunidad, solo cuando toque expresar tu voz en la reunión de vecinos se puede decidir en común. Como en una vivienda, no es posible cambiar de lugar un territorio. No se puede decir que estás forzado a convivir con el resto y ahora no quieres sentirte en comunidad con los demás porque las normas no pueden satisfacer tus deseos particulares. No te podrás desligar más que yéndote a residir a otros lugares físicamente alejados.

Se deben modificar leyes, costumbres, organizaciones politicas de forma que se adapten a las fronteras reales que nos afectan. Intentar forzar convivencias con normas anteriores no es posible por mucho tiempo, pero más retrógado aún es establecer fronteras donde antes no las había, en lugar de irlas eliminando y ampliando los ámbitos de decisión.

Un presidente de diputación provincial podemos decir hoy día que equivale a lo que era un alcalde de pueblo; y un primer ministro es lo que era un gobernador provincial. Lo irónico y descabellado es que un presidente de Comunidad Autónoma se crea el Zar de todas las Rusias y quiera tutearse con quienes ocupan cargos estatales en otros lugares. Lo siento por sus seguidores, pero su líder se está saliendo del tiesto, y puede llevarse un pescozón además del desprecio ajeno.

Estas ideas conducen a pensar que a nivel europeo no se puede seguir permitiendo que pequeños antiguos estados como Malta, Chipre, Estonia, ,,, tengan para algunos asuntos poder similar a los grandes estados. Esa pretendida defensa de las minorias está provocando la "rebelión" de otras minorías que formaban parte de estados más poderosos y que no son "defendidas" por la UE. Esto significa que ardua tarea de legislación tienen por delante los europarlamentarios, así que a ver si elegimos con tino porque, si no, esta jaula de grillos estará  expuesta a un control externo, digamos chino, norteamericano o árabe que en nada nos beneficiaría a los que presumimos (presumen) de superioridad de cultura europeo-occidental.



Importante contribución a Bretún y a toda Soria.

El pasado mes de julio se inauguró la Fundación Vicente Marín en Bretún, camino de Yanguas y pasado el puerto de Oncala.

La intención de Vicente Marín de traer riqueza cultural a Soria y ponerla a disposición de todos, especialmente de los sorianos, la explica en este video que hoy mismo, día 2 de septiembre, nos presenta la televisión 8 de Soria en su canal de Youtube.

Este pequeño pueblo de la comarca de las Tierras Altas, a 100 km al norte de Baraona, añade a su conocido atractivo de las huellas de dinosaurios un magnífico motivo para preparar una excursión. Solo "un poco" más allá de Numancia y el Museo Numantino de la capital, que también podemos visitar. 


viernes, 1 de julio de 2016

Provocación y opinión.

Herrera anuncia para los próximos meses un plan para combatir la despoblación de Soria

Esta es una noticia de portada de hoy en un periódico de Soria, junto a las de las fiestas de San Juan en la capital. Si este no fuera otro plan más sobre lo mismo, podríamos prestarle atención. Pero no, viven contínuamente de esta cantinela.

 En mi opinión ya se debían acabar las mentiras que nos han contado en estos días de elecciones, porque son sus decisiones durante muchos años seguidos las que han provocado el desplome del número de habitantes que existen realmente en nuestros pueblos, que son incluso menos que las cifras oficiales de residentes empadronados.

La realidad es que nuestros campos, esos que dicen que son la actividad principal que hay que apoyar, están completamente llenos de cosecha pero cada vez necesitan menos mano de obra. Si la mitad de los agricultores dejara de trabajar ahora mismo, el próximo año estarían las mismas tierras sembradas porque hay maquinaria suficiente para hacerlo con un número mucho menor de personas. No solo eso, sino que desde nuestro mismo pueblo varios agricultores subsisten contratando el laboreo de tierras y los pastos de ganado en pueblos vecinos y aún más allá. Esos podrían quedar activos, especialmente los que tienen menos de ciertas edades. Los viejos acabarán muriendo, en residencias o emigrando donde viven sus hijos si los tienen, los demás jóvenes emigrando y los servicios que todavía tenemos desapareciendo.

Un plan contra la despoblación debiera consistir lo primero en permitir la instalación de alternativas laborales distintas a la agricultura, lo cual beneficiaría también a los agricultores. Lo que se hace es imponer mil papeleos, querer cobrarles impuestos antes de que saquen beneficios y despreciarlos.


 

domingo, 13 de marzo de 2016

Comparando dos provincias.


Ayer domingo fui destinatario de un comentario "al vuelo" de un vecino.  El comentario en sí no tenía ninguna torcida intención, pero trasluce la forma de ver las cosas que tiene (tenemos) las gentes de estos páramos castellanos: que nadie hable de nosotros... ¿y qué hemos ganado con ello?

Simplemente tal comentario expresó, medio en broma, que si le miraba el juego de cartas "luego lo cuentas todo por internet".  Como no es el único comentario parecido que me llega, deduzco que hay más trasfondo detrás de esa forma de ver las cosas.

Debo decir que mi intención desde que escribo sobre estos pueblos sorianos es copiar lo que ví en otros lugares y que me pareció envidiable. Concretamente en unos pocos meses residiendo en Guipúzcoa donde la prensa diaria, comprada masivamente por los guipuzcoanos, informaba con pelos y detalles de los más ínfimos aconteceres en los diversos pueblos y comarcas. Eso precisamente era lo que interesaba a la gente, no las insensateces  de los políticos y de las televisiones.

He vuelto a consultar la prensa guipuzcoana en internet de hoy para ilustrar este comentario y hacer comparación, y os muestro esta noticia, fechada ayer, referida a la pequeña localidad de Irura , a 6 km de Tolosa, junto a las fotos de la calle principal de esta localidad y a la nuestra. ¿En qué se parecen?.





Buen ambiente en el Campeonato de Juegos de mesa celebrado en Eguzki Txoko

  • IRURA
  • Los socios del Zaharren Biltokia celebraron con muy buen ambiente el Campeonato de Juegos de Mesa en el que participaron más de una veintena de socios en Eguzki Txoko.
    Los juegos se celebraron en las modalidades de escoba, seises, puntto, chinchón y mus, y los ganadores participarán en el Campeonato comarcal de Urnieta en representación de la sociedad.
    En escoba vencieron Maritxu Saizar y Antonio Alzate, en seises María Luisa Armendariz e Inaxi Zubeldia, en puntto, Carmen Alkorta y Maritxu Goiburu, en txintxon Maximino Calvo y al mus Ramon Iturbe y Pedro Lopetegi.
    Al finalizar, todos disfrutaron de una merienda preparada por la directiva. 
Podemos ver esta noticia a toda página con grandes titulares (mientras no la retiren) en:

Comparemos a qué ha llegado Guipúzcoa, una provincia que apenas tenía habitantes en siglos pasados, ni siquiera riqueza, comparada con Soria, y lo que ambas provincias son hoy. En eso se ha traducido nuestra peculiar forma de ver y relacionarnos con el mundo: ni nos hacemos valer nosotros mismos, ni formamos una sociedad que nos defienda, sino que escondemos lo que somos y preferimos pasar por esta vida sumisos ante los poderosos,  sin hacer ruido, no sea que se nos note.  Pues así nos va yendo.

Al tal Núñez, en Irura, seguro que hasta le invitan a un tinto (beltza) aunque no fuera jugador, y le proporcionan gustosamente datos y nombres. A mí en Baraona: que no me entere del juego, que luego lo publico por internet...

jueves, 14 de mayo de 2015

DESPOBLACIÓN: El "desierto" de Soria y "la varita mágica"

Una de las varias lagunas de nuestro municipio. ¿Es un paraje desértico?

Hace dos días, en un acto electoral celebrado en Baraona con motivo de las próximas elecciones municipales se expusieron los inconvenientes para fijar población y evitar que lo que es ya un desierto poblacional se convierta en desierto total.

(171 habitantes en enero 2014 en este municipio: 116,59 km2, 1,47 habitantes por kilómetro cuadrado... hoy algunos menos... y no somos las excepción en nuestro entorno )

Los dirigentes que han gobernado Soria (Partido Popular) dicen que no tienen una varita mágica para poder solucionar esta circunstancia y no contemplan otra medida que seguir por el mismo camino. El camino que nos proponen es confiar en estructuras sociales y políticas que han resultado inútiles, o más bien que han sido la causa de la presente situación.


Vamos en zig.zag, pero llegaremos a destino

Estas fotos han sido tomadas el 13 de mayo. Vemos parte de nuestros paisajes y pregunto: ¿alguien cree que ésto es un paisaje desértico?. No nos faltan carreteras, tenemos buenas telecomunicaciones, medio ambiente envidiable, mucho espacio. El promedio del poder adquisitivo de nuestros vecinos es decente: no hay más que ver los automóviles que se mueven por aquí. Cuando los sorianos y los paisanos más próximos van a otros lugares, consiguen salir adelante con bastante eficacia. ¿Qué es entonces lo que nos falta o nos sobra aquí para que sea agradable vivir, en lugar de tener que emigrar la mayor parte de los aquí nacidos? 

... otra laguna, refugio de aves acuáticas.
Miles de kilos de mielgas y hierba comestible para los animales están en todo su esplendor. Sobra pasto pero han desaparecido casi totalmente los rebaños de ovejas, más que por falta de rentabilidad, por falta de personas que las guarden, como antes desaparecieron las mulas y las cabras. Las hierbas quedarán en gran parte desperdiciadas. Bidones de miel salen a otros lugares producidos por las abejas que se instalan en nuestros campos durante el verano, pero aquí no dan trabajo al residente. Nos sobra viento todos los días, pero las aspas que lo convierten en energía, y por tanto podrían mejorar la economía local, están en otros parajes; aquí no se pueden poner por la excusa de unos pajaritos que ya no existen más que en las fotos de propagandas mentirosas.

Siempre había habido un guarda municipal, pero ahora unos extraños y al parecer todopoderosos vigilantes del medio ambiente están poniendo todo tipo de cortapisas a las actividades tradicionales de los habitantes. ¿Eso es lo que  llaman "municipalismo"?

Cargas de aliagas y cambrones traían nuestros antepasados para iniciar en el duro invierno la lumbre familiar  y por eso han llegado hasta nosotros; hoy unos insensatos e ignorantes mandones impiden cortarlas. Eso se traduce, ahora que están en flor, en ver plantas viejas ya secas sin utilidad alguna, pero que impiden el nacimiento de otras nuevas. Un espino de escarambujos o escaramujos,  de los cientos que nacen en nuestros campos porque se multiplican naturalmente, no se puede cortar si nace donde no debe porque la vigilancia inquisitorial al servicio de no se sabe quién multa diciendo que has atentado contra "un rosal silvestre".  Habría que plantarle unos cuantos a la puerta de la casa del "nosesabequién" para que le sacudieran unos cuantos pinchazos y se enterara de cómo son las zarzas y cómo se multiplican. Los humedales, charcas y lagunas no se pueden limpiar con lo cual ya ni las ovejas pueden beber, ni las ranas han sobrevivido en ellas; no hay razones.

En resumen, estamos en manos de ignorantes lejanos que creen que lo que hoy ha llegado a nosotros no tiene nada que ver con el trabajo de cuidado de nuestros antepasados, sino que creen que su conservación se mejora si anulamos la intervención humana. Ya no somos libres para hacer en nuestro campo y medio ambiente lo que siempre se ha hecho: todo lo tienen que mandar los que dan subvenciones y se han hecho los amos reales de estas "autonomías municipales". Por eso el humano se va a otros lugares donde se respira más libertad, y con ello van desapareciendo especies animales, deteriorándose el medio ambiente con el monocultivo, sus herbicidas y sus venenos, y convirtiendo en desierto humano lo que todavía podría salvarse si cayera en las manos de personas inteligentes y respetuosas con los medios tradicionales de uso de la  Naturaleza.

Casas derruidas en nuestros pueblos, sin que encuentren nuevos pobladores porque quienes son sus propietarios no las rehacen, muchos de ellos por la carestía de esta tarea y los requisitos que se exigen, ni las usan ni se compran. Amplios edificios, en especial grandes naves, en los alrededores de los núcleos habitados, sin un planteamiento anticipado de viales y servicios: queremos que pase la enorme maquinaria por el mismo camino que ocupaba una yunta de mulas con su arado. 

Parques infantiles desiertos de niños en estos días floridos, largos, luminosos y agradables de la primavera. Los edificios de antiguas escuelas ya no sirven como tales: no hay niños. Solo uno lo ocupa ahora la residencia de personas mayores, que hace que sea el barrio más habitado de la población. Con este panorama ¿cuántos años creemos que quedan para que bajemos de UN habitante por kilómetro cuadrado? Quizá la solución se encontraría en copiar el estilo de vida en otros lugares donde hay más prosperidad para que un mayor número de habitantes sobreviva. Si los que llevan mandando en Castilla la Vieja, en Soria y aquí durante décadas no tienen "la varita mágica", tal vez sea porque el hada que la maneja es más importante que la varita. Tal vez si cambiamos el "hada" que la usa, da igual la varita que tenga: cualquier varita puede ser mágica.



Bonito parque y escuela, cuidados pero vacíos de niños en Marazovel


martes, 10 de marzo de 2015

La despoblación vista desde el "transporte a la demanda"



Este es el cuarto viaje de un martes, desde Baraona hasta Almazán, utilizando el "transporte a la demanda"


Primer viaje: "Masía carga al coche", 30 de julio de 2009
Segundo viaje:   13 diciembre 2013
Tercer viaje al mercado del martes, 30 de marzo 2014


Me olvido de la cámara de fotos, pero cojo papel y boli por si tengo que tomar alguna nota en este pequeño viaje que presumo que será parecido a los anteriores.  Pues no; hay novedades que contar y no positivas.

En primer lugar, somos dos los pasajeros que subimos en Baraona: el "pasajero habitual" hace uso de este transporte todas las semanas, en lugar de una sí y otra no.  El motivo es claro: el cierre de la última tienda de comestibles en Baraona hace necesario llenar el capazo de provisiones más a menudo.

Nadie viene desde Alpanseque, y nadie lo ha solicitado ni en Pinilla ni en Lodares. Solo un pasajero más en Villasayas y otro en Fuentegelmes, ambos habituales. De la pasajera de Pinilla se comenta: "La Cecilia no viene desde las navidades". Me entero luego que ya no puede valerse para viajar y se la han llevado a una residencia. 

De entrar a Jodra nos olvidamos. El matrimonio que ya no viajó en el tercer viaje, porque se había ido a vivir a Almazán, ya no existe: el señor Eugenio fue enterrado hace una semana. 

Tomamos la carretera de Fuentegelmes y la conductora pregunta en broma que por dónde vamos, por la carretera normal o por la "autopista de peaje". Por supuesto, se decide por esta última, aunque las dos son la misma. ¡Para reirse!: ¿autopistas de peaje en Soria?. Al cruzarnos con un camión hay que parar y entrar casi hasta el sembrado. Aquí lo que hay es estrecheces, baches y en las fincas a la vista algunos corzos que ni se inmutan.

Benito, el pasajero de Villasayas, confiesa que ya no anda para muchos viajes. Ve muy poco, come menos y le mantiene su preocupación por cuidar a su perra. Ese es el motivo de ir a comprar semanalmente a Almazán, porque para él no necesita muchos alimentos.¿Cuántas semanas resistirá?
Primitivo, que viaja con su carro de la compra desde Fuentegelmes, lamenta que los jubilados lo tienen (tenemos) cada día más negro: la luz ha subido demasiado, y las pensiones tan poco que se puede decir que nada. Solo sobreviven en los pueblos unos pocos agricultores jóvenes, que se han criado con la maquinaria actual. Estos son capaces de manejarla e incluso de arreglarla, haciendo innecesarios hasta los que se ganaban la vida con la mecánica. Al llegar la noche, muchos de ellos enfilan las carreteras desplazándose a su vivienda en la capital de comarca o de la provincia. Pocos quedan con sus padres todavía. Los pueblos quedan cada vez más desiertos.

Dice que en las próximas semanas y meses volverán a cruzar por Fuentegelmes y Bordecorex muchos coches que se dirigen a la zona turística de Berlanga, San Baudelio y el nuevo hotel rural de Casillas. Yo pensaría que desde el arreglo de la carretera por Baraona y Rello parece poco adecuado meterse por caminos no asfaltados, pero él dice que se meten por ahí y cruzan su pueblo. Llevará razón.

----------------------------------------------------------
Inserto aquí apuntes del quinto viaje, mayo 2015:

Salida: 9:30 desde Baraona.
Noticia: fallecida Raimunda, de Pinilla.
Vamos a pasar por Lodares. Alguien dice: "¿Ya empezamos con los de Lodares"? Son usuarios de temporada de todos los años. Cuando vienen, reservan, lo que significa un desvío en la carretera de unos 7 km ida y vuelta, con bastantes curvas. Por ello una pasajera solicita quedarse en el empalme, cerca de Cobertelada, hasta que vuelva el microbús a recogerla, porque tiene la experiencia de marearse demasiado en esas curvas.

En Fuentegelmes había dos reservas, pero una de ellas aparece un poco tarde. Casi damos la vuelta sin ella. La conductora le ayuda a ponerse el cinturón de seguridad. A las 10:15 llegamos a Almazán.


-.

jueves, 19 de febrero de 2015

El PCAS-TC contra las propuestas de concentrar ayuntamientos.

A veces leemos noticias en la prensa que nos llegan a incomodar porque las vemos contrarias a nuestro razonamiento. Más aún cuando tratan de temas que nos son conocidos y que venimos observando durante varios años, como es la evolución de nuestra calidad de vida en zonas de baja poblacion, según el modelo de organización social que tenemos. 

Los dos partidos hasta ahora mayoritarios (PP y PSOE) con su odioso "y tú más..." es normal que pretendan continuar ocupando todo y para siempre, pero no es lógico que venga un partido residual criticando iniciativas que conseguirían, entre otras cosas, romper el bipartidismo.

Hay 84 procuradores en Castilla y León en la actual legislatura. Solo 2 no pertenecen al PP o PSOE. De 24 diputados provinciales, solo 1 no es de los dos grupos mayoritarios.¡Menuda democracia proporcional tenemos!

Me refiero a la noticia del periódico on-line Sorianoticias.com,  donde aparece este tema.  Se incluyen opiniones que discrepan unas de otras. Que conste que no veo ventaja en la práctica entre las dos alternativas que presentan unos u otros grupos políticos.  En  las zonas a punto de morir por desaparición de la población que la ha habitado durante siglos, la mejora o empeoramiento de la vida depende de otros factores, no de en qué pueblo viva el señor alcalde.

Aseguran que Ciudadanos y UPyD buscan la desaparición del 98% de los municipios sorianos



18 feb 2015
 Foto: corresponde al día 18 de febrero. Presencia no habitual de coches frente al edificio municipal y luz en su interior. Se supone que hay sesión municipal, como siempre a puerta cerrada.

Noticias relacionadas con este asunto: 28 de febrero: Cenegro y Sauquillo del Campo pasarán a depender de sus ayuntamientos